Risa de mi.

Ríete de mí a altas voces.
Ríete, y en cada carcajada retírame una capa de orgullo.
Ríete que me amo, y quiero odiarme.
Ríete y en cada carcajada desdibújame la vida.
Ridiculízame de tal forma que no quiera volver a utilizar mi nombre,
Haz que me avergüence de mi todo, y caiga por una vez en el desánimo vulgar.
Haz que me ruborice y que desee profundamente no tener cara,
Búrlate y grítalo fuerte… así la gente escucha y también se ríe.
Sentime infeliz y añeja…pero igual sonríe.
Divertite de mí y usa todas tus estrategias para que yo huya al sin fin.
Ríete…deja que llore,
y que cada lágrima levante tus labios para esbozar una mueca.
Ríete y déjame en un costado con mi vergüenza.
Ríe…que al fin me siento pequeña,
Ríete pero bien de lejos, no quiero que me contagies la risa
y yo pierda la dicha de al menos una vez sentirme vulnerable.

1 comentario:

Lalita dijo...

mientras iba leyendo me sentía cada vez más minúscula. qué pasó? porque este post tan violento? no djés que se rian, nisiquiera se sonrían de tu nombre.